presentación de La Voz del Valle Medio

Periodista al fin, no podía faltar mi blog dedicado a la región que más conozco. Esto recién empieza y espero la colaboración de los circunstanciales lectores e internautas. Se aceptan críticas y sugerencias. El espacio de La Voz del Valle Medio privilegiará la crítica, pero también los aportes. Desde ya, no se aceptarán bajezas ni insultos (eso es mejor para el frente a frente). Y muchas gracias a los promotores de esta posibilidad, que son los integrantes del prestigioso Centro Knight para el Periodismo en las Américas y que, a través de un curso en línea, nos instan a multiplicar y alzar nuestra voz mediante un blog.

El holding Báez que también hizo pie en el Valle Medio rionegrino

La familia condenada hoy a 12 años de cárcel efectiva por corrupción -lavado de dinero- (pena impuesta a Lázaro), los Báez, también incursionaron en la región del Valle Medio rionegrino, más exactamente en el Rincón de Cruz, de la mano de dirigentes beltranenses. La incursión se dio en la forma de una inversión monetaria menor, un millón de dólares, en una serie de chacras ubicadas en las cercanías del paradisíaco Brazo Sur del río Negro.

Desde ya, cuando se conoció el escándalo y la posterior investigación centrada en Lázaro Báez, los amigos beltranenses K del empresario se hicieron humo -para no quedar pegados al proceso- y la mayoría, se excusó diciendo: “Yo no lo conozco”. Luego, llegaron los allanamientos encabezados por la Policía Federal y en la actualidad, las tierras se encuentran a la espera de la disposición final de la justicia federal, con el antecedente de un proyecto que se votó en la Legislatura rionegrina para el recupero de los lotes y su destino para actividades productivas impulsadas por el ministerio de Agricultura provincial.

En definitiva, lamentablemente, la corrupción no estuvo ajena a este punto mágico del país.

Los panchos VIP del exComercial/Bachiller de Beltrán

Marcaron una época en el segundo recreo del exComercial 5 de la localidad vallemediense de Luis Beltrán, que contaba no solo con porteras simpáticas sino también muy buenas cocineras. Era un pancho simple, con jamón y queso, un poco de mayonesa y un par de minutos al horno bien caliente. Se hacían, con mucha fuerza, medio centenar por día, y la recaudación quedaba en el colegio.

¿Y por qué VIP? Solo un grupo privilegiado de alumnos los compraban, es decir, como establecimiento educativo público la gran mayoría proveníamos de familias de trabajadores, chacareros, en definitiva, hogares donde se cuidaba el mango y donde a los más voraces se les advertía que desayunen bien para aguantarse hasta el mediodía, hora en que dejábamos el colegio céntrico y corríamos a encontrarnos con el almuerzo.

El pancho era toda una ceremonia porque su olorcito, tostado, inundaba la galería y aquellos que se arremolinaban en la cocina, tras el pago correspondiente, salían gozosos, en ocasiones degustando pausadamente el queso derretido ante la mirada suplicante de muchos de nosotros, hambrientos. En ocasiones, los más solidarios, partían su pancho y convidaban a uno o más de confianza. También estaban los otros: se tragaban el pancho y no se les movía un pelo ante los ojos ansiosos de sus circunstanciales compañeros de recreo.

La receta es muy fácil; no dejen de prepararla en sus casas y, de algún modo, revivirán las pasiones culinarias de ese mítico exComercial/Bachiller beltranense.

Hace 110 años, nacía el patagónico Luis Beltrán, por un decreto de R. Sáenz Peña

Fue un 14 de febrero, de 1911, cuando el presidente Roque Sáenz Peña dio el puntapié oficial a través de un decreto aunque sin ponerle una denominación específica al pueblo: “Visto este expediente, por el que varios vecinos de la Colonia Choele Choel, en el Territorio del Río Negro, solicitan la fundación de un pueblo, en la Chacra Nº 22, Sección II, de aquella Colonia”. Por este motivo, ese mismo año, el 30 de noviembre, en otro decreto se especificó: “Desígnase al agrimensor señor Raúl Ricaldoni, del personal de la Dirección General de Tierras y Colonias, para que proceda al trazado de las manzanas y subdivisión de solares, del lote 22, sección II de la colonia “Choele Choel”, reservado por decreto de fecha 14 de febrero ppdo, que se denominará “Luis Beltrán”.

De esta forma, se consolidaba una localidad que había sumado a pioneros galeses y, justamente, por este detalle muchos la conocían como Villa Galense. También, durante un tiempo, convivió con el nombre de un pueblo homónimo mendocino, Fray Luis Beltrán -muchas personas lo llamaban así-, aunque como muy bien lo señalaba el decreto de Sáenz Peña, era Luis Beltrán a secas.

Bibliografía:

  • César A. Vapnarsky, Pueblos del Norte de la Patagonia, 1779-1957
  • Mónica Silva, De Villa Galense a Luis Beltrán

La Teresita: la enfermera que no le servía café a los médicos

“Hijo -me decía-: yo estoy para servir a la gente, no a los médicos”. La Teresita Arroyo era una mujer de carácter, fuerte, y marcaba terreno en forma permanente. En la semana que pasó, habría cumplido 84 años, acuariana. No se declamaba feminista pero entendía muy bien por donde pasaba la dignidad y los derechos de un trabajador, de una mujer y a diario, en la calle o su trabajo ponía en vereda a los hoy denominados machirulos o representantes de los anquilosados patriarcados. Su actitud por ahí algunos la confundían con un dejo de soberbia; sin embargo, los más inteligentes, la elegían para tenerla de su lado porque era alguien que sumaba, alguien de ideas superadoras.

Algo mamé de esa Teresita rebelde, no mucho, solamente lo suficiente como para recordarla y exaltarla quizás como una modesta feminista, centrada, no radical, que se enojaba mucho por las injusticias y que siempre tenía un tiempo para sus pacientes, los más necesitados y también, su familia. La Teresita, una enfermera al servicio del pueblo.

Las históricas casonas del Valle Medio rionegrino

No quedan muchas y es una lástima que se pierda ese registro histórico de los pioneros, de las primeras familias que habitaron la región del Valle Medio rionegrino. Esperemos que los distintos municipios se ocupen de revalorizar esas viejas construcciones, que casi no se les presta atención pero que forman parte de la identidad de las localidades. Son el patrimonio arquitectónico, modesto, que en otro tiempo concentró las actividades sociales, culturales y, en algunos casos, simplemente acogió el día a día de las familias.

Quizás con la ayuda de especialistas y con el respaldo de oficinas como el Ente de Desarrollo del Valle Medio (Endevam), se pueda proteger estas construcciones, restaurarlas en los casos que sea necesario y transformarlas en lugares de visita para los vecinos de la zona y visitantes de afuera.

Pileta belisleña se sube al podio como la más pituca del Valle Medio

En alguna oportunidad, hablamos en La Voz sobre la guerra de piletas públicas en la región del Valle Medio rionegrino. La localidad de Luis Beltrán arrancó con un proyecto muy entusiasta y se quedó a mitad de camino, con una pileta que se construyó pero sin todas las prestaciones prometidas y, de hecho, estuvo abandonada un tiempo. Después, de la mano del plan Castello, tomaron forma iniciativas en Coronel Belisle y Darwin.

En el caso de Belisle, el intendente David Mendoza (Frente de Todos) le puso corazón al proyecto y el fin de semana se concretará la ansiada inauguración de su pileta municipal. Sin lugar a dudas, el complejo, de características únicas sobre la Ruta Nacional 22 (hay que recorrer casi 200 kilómetros para encontrar una pileta pública similar en la Isla Jordán de Cipolletti), puede transformarse en un interesante atractivo para viajeros, que generarían un dinámico movimiento económico en esa pequeña localidad. Veremos si Mendoza y funcionarios aprovechan la oportunidad y promueven un emprendimiento amplio que no se limite a la recreación de sus vecinos sino que le abra las puertas a la gente que visita a diario nuestra región.

Choele: el alto valor del comerciante cumplidor

El hecho podría quedar en la anécdota pero también merece difusión por el valor de un comerciante cumplidor en este tiempo de tanta zozobra social. Hoy la mayoría de las publicaciones por las redes sociales relacionadas con la compra y venta de productos y servicios no reflejan justamente experiencias positivas. Hay mucho enojo y críticas a comerciantes incumplidores e inescrupulosos. Pero en este caso, voy a hacer referencia al muy buen laburo de Roberto González, quien tiene su negocio vinculado al rubro automotor sobre calle Adolfo Alsina al 200, en la ciudad vallemediense de Choele Choel. Me dijo una hora para que le deje el vehículo para reemplazar una autoparte y otra hora, para que lo retire. Así de simple, sin demoras y uno puede seguir adelante con las obligaciones diarias. Para destacar, no siempre pasa.

Arrancó la campaña: M. Silva le moja la oreja a M. Doñate

Los dos son oriundos de la localidad vallemediense de Luis Beltrán y se conocen muy bien; la legisladora provincial tuvo responsabilidades ejecutivas y se mostró muy sólida en cargos modestos como directora del Instituto de Formación Docente Continua (IFDC) o desafiantes como ministra de Educación de la provincia de Río Negro. Por el contrario, el senador nacional siempre se recostó en la función legislativa donde solo administra un presupuesto particular, muy íntimo, en definitiva, un espacio que permite versear y no es necesario mostrar resultados concretos. En este marco y pensando en el año de elecciones, Mónica Silva salió a cruzar a Martín Doñate y dio en el clavo: habló del “realismo mágico” del hombre de La Cámpora. Pasa que el exconcejal beltranense empezó a preparar la campaña -en este año de elecciones- y en búsqueda de adhesiones, cuestionó el posible peaje en la ruta que se dirige a Las Grutas. Sin demorarse, Silva, quien tampoco desconoce la carrera proselitista, salió con los tapones de punta: “Aun así, Doñate busca poner en agenda de campaña un bien de todos los y las rionegrinas. Es  evidente que habla desde la irresponsabilidad de no administrar los recursos públicos”.

En definitiva, un cruce propio de un año de elecciones y que esperemos no deje en segundo plano la agenda de temas realmente importantes como la economía por el piso de la provincia o, que las vacunas lleguen a todos los rionegrinos en situación de riesgo.

Beltrán: los útiles solidarios vienen marchando

Al igual que en años anteriores, algunos vecinos de la localidad vallemediense de Luis Beltrán se movilizan para que ningún estudiante de la primaria se quede sin lo básico para ir a la escuela como son los lápices, gomas, cuadernos, biromes, mochilas y también, guardapolvos y algún par de zapatillas. Por este motivo, Ana Paula y su esposo Rubén, convocan a la gente solidaria a realizar su aporte y luego, proceder a la entrega de los útiles a las pequeñas y pequeños que los puedan necesitar.

Toda persona que quiera brindar su ayuda tendrá que ponerse en contacto con Ana o Rubén Chávez y de esa forma, sumarse a esta campaña que se renueva todos los años antes del inicio del ciclo lectivo.

La Navidad que Emilie Schindler le abrió las puertas al joven Arroyo

La vida está llena de sorpresas y, por ejemplo, este periodista del sur patagónico lleva un largo recorrido que incluyó compartir una Nochebuena y Navidad junto a uno de los seres humanos icónicos de la historia de la Segunda Guerra Mundial: la conocida Emilie Schindler, la misma mujer, que junto a su esposo Oskar, inspiraron a Steven Spielberg para hacer la recordada película La lista de Schindler. Tanto Emilie como su compañero se jugaron la vida por miles de obreros judíos y los salvaron de una muerte segura.

Luego, tuvieron que migrar y se instalaron en Argentina. En el caso de Emilie, vivió sus últimas décadas en una casa del sur bonaerense, en San Vicente. Allí conoció a mi madrina Elba (médica UBA y profesora de inglés), granjearon una linda amistad y así fue como quien escribe acá conoció a Emilie, una mujer de sonrisa afable, hábil cocinera y amiga de los animales: en el patio, convivían sapos y hasta un par de terneros, que se hicieron grandes y los entregó para que los lleven a un campo.

Varios momentos compartimos, yo apenas un adolescente que desconocía que estaba ante un pedazo de la historia mundial y ella, una mujer bajita, que se expresaba con un español limitado, donde se destacaban los insultos propios de los argentinos. En una Nochebuena, fue la principal anfitriona en su modesta casa y presentó los platos típicos de la Navidad europea (incluidas algunas sopas que este irrespetuoso apenas tomó).

Por aquel tiempo, Emilie era muy requerida en Europa y EE.UU. por el tema de la película de Spielberg y ella, no ocultaba su molestia de tantas solicitudes y compromisos de viajes. Después, mi madrina falleció y perdí contacto con esa mujer mítica, que dejó una marca indeleble en la historia contemporánea.

Posdata: no solo Arroyo vivió un tiempo en San Vicente. También el vallemediense, periodista y escritor, Rodolfo Walsh, tuvo su casa frente a la laguna de esa localidad, que es conocida por tener en su jurisdicción la quinta de Perón (hoy museo histórico).