Uncategorized

presentación de La Voz del Valle Medio

Periodista al fin, no podía faltar mi blog dedicado a la región que más conozco. Esto recién empieza y espero la colaboración de los circunstanciales lectores e internautas. Se aceptan críticas y sugerencias. El espacio de La Voz del Valle Medio privilegiará la crítica, pero también los aportes. Desde ya, no se aceptarán bajezas ni insultos (eso es mejor para el frente a frente). Y muchas gracias a los promotores de esta posibilidad, que son los integrantes del prestigioso Centro Knight para el Periodismo en las Américas y que, a través de un curso en línea, nos instan a multiplicar y alzar nuestra voz mediante un blog.

Uncategorized

El Gustavito cosechador: un poco flojito pero cumplidor

De adolescente, tuve mis primeras experiencias, enriquecedoras, de cosechador de fruta y también tomates. No me lucía pero cumplía y por las mañanas, a las 7 o 7:30, estaba listo cuando pasaban a buscarme. Llevaba mi vianda -algún sánguche de mortadela y, por ahí, un arroz blanco con un poco de queso en un tupper- y listo, rumbo a la chacra en la localidad vallemediense de Luis Beltrán.

En distintas temporadas, coseché uva para uno de los Oller -en su chacra camino al Rincón de Cruz-, manzana con uno de los Fernández, en la isla y en otros establecimientos de la zona. Así pasaba cada verano, en gran parte bajo las órdenes de mi vieja, que no quería que me pasara las vacaciones vagabundeando por los canales y el río y me mandaba a pedir laburo.

Colgarse el recolector o ir con el canasto sobre el hombro implicaban un despliegue importante y, principalmente, fuerza. Fueron momentos muy agradables porque uno no solo disfrutaba de la chacra al cien por cien sino que conocía al hombre y la mujer que se ganaban el pan del día a día para ellos y sus familias. Uno estaba aprendiendo lo que era el trabajo y los que estaban al lado ya lo conocían de sobra y transpiraban la camiseta sin descanso.

En resumen, no me puedo quejar y hoy guardo un poco de nostalgia por aquellos tiempos que, por ejemplo, me permitían comer una fruta única, bañada por el rocío de la madrugada patagónica.

Uncategorized

La pichana beltranense, con su inconfundible perfume

En los días húmedos y, principalmente, tras las lluvias la pichana no se guarda nada y despide un agradable perfume a campo. Frecuento chacras valletanas donde la pichana resiste al borde de algún canal o desagüe y su envolvente fragancia me recuerda cuando Gustavito se encargaba, enviado por su abuela Tomasa, de buscar varios ramos más o menos prolijamente cortados. ¿Para qué quería pichana Tomasa? Para armar improvisadas escobas y barrer el patio de tierra. Desconozco si, con su sabiduría milenaria, le daba otro destino.

¿Y dónde conseguía Gustavito la pichana? Ahí no más, en el desagüe, ese mismo que corre paralelo a la calle Tello, en la localidad vallemediense de Luis Beltrán. De paso, revisaba cómo venía la población de ranas, mojarritas y nutrias.

Uncategorized

El monte frutal que distinguió al Valle Medio y hoy, ya no es el denominador común

Sin descanso, todos los años, el beltranense Chula Ignazi iba registrando el día a día de la temporada frutícola. Sus registros servían de consulta a los chacareros de la región del Valle Medio rionegrino y justamente, en esta época, mediados de enero, empezaba el gran movimiento de la pera. Beurré Giffard, William’s y Red Bartlett eran algunas de las variedades que pedían pista para la cosecha durante este mes y que se transformaban en las primeras que iban al puerto. El tiempo pasó, las crisis sucesivas hicieron sucumbir a cientos de pequeños y mediados productores y hoy, esa realidad de antaño, casi es historia. El monte frutal se reduce a un número limitado de hectáreas y todos los años, una recorrida por la isla de Choele Choel nos permitirá comprobar que motosierras y palas cargadoras se encargan de ponerles fin a miles de manzanos y perales.

Al igual que con la pera, fueron desapareciendo un sinnúmero de de plantas de la rica manzana (Braeburn. Fuji, Gala, Golden Delicious, Granny Smith, Red Delicious y Starkrimson, entre otras variedades).

¿Hasta cuándo seguirá este proceso? Lo desconocemos como también si, en algún momento, las peras y manzanas volverán a ser las vedettes en este punto mágico de la Patagonia.

Uncategorized

Valle Medio: la violencia de género no para y las víctimas necesitan contención

En los últimos meses, se han sucedido sin pausa hechos graves de violencia de género en la región del Valle Medio rionegrino. La oportuna intervención del Ministerio Público Fiscal determinó que muchos violentos terminen tras las rejas. Pero quedan las víctimas, aterrorizadas y desamparadas. No en todos los casos cuentan con un trabajo y el día a día se les hace muy difícil, con hijos pequeños para alimentar. Por este motivo, es necesario que los funcionarios municipales, provinciales y nacionales dejen sus cómodas oficinas y empiecen a recorrer los barrios para dialogar con las víctimas y ponerse a disposición. Sería un punto de arranque para una situación que es urgente, que se agrava a diario por una importante descomposición económica y social y que requiere el compromiso del conjunto de la comunidad.

Mientras tanto, sería destacado que el conjunto de los municipios piense en herramientas como un refugio zonal, donde puedan alojarse mujeres e hijos que vivan en condiciones muy precarias o, directamente, no tengan un techo. También sería acertado ofrecerles trabajos y capacitaciones para que se puedan generar sus propios ingresos en los casos de más vulnerabilidad. Y en lo que respecta a la justicia, no soltarles la mano y mantenerse a la par ante cualquier otra agresión o amenazas de ex parejas.

Uncategorized

Los vestigios de un Beltrán de galera y bastón

Muchas casas particulares y también predios que albergaron industrias destacadas en la localidad vallemediense de Luis Beltrán revelan la pujanza de otra época y la «clase» del pueblo. Lamentablemente, las sucesivas administraciones municipales no le prestaron demasiada atención al patrimonio arquitectónico y varios lugares emblemáticos hoy ya son historia, apenas permanecen en la memoria de los más viejos.

En este marco, no estaría mal «salvar» lo poco que queda, pensar algún plan de restauración y ofrecerlo al ocasional visitante como un sitio para admirar y conocer a fondo. También para los propios habitantes, con la expectativa de reforzar una identidad beltranense descuidada y que, de forma pícara, se la quieren apropiar o desdibujar algunos oportunistas.

Beltrán es dueño de una rica historia en el Valle Medio rionegrino y tiene que mostrarla, a lo grande. Por ahí, ese entusiasmo reperfilado, lo termine catapultando de nuevo a los primeros lugares en los aspectos cultural y social.

Uncategorized

El exconcejal beltranense que como el porteño J. Milei, renunció a su dieta

La inmensa mayoría de los que ingresan a la función pública, lejos de compartir la generosa papota que les paga el pueblo, la disfrutan solo ellos. En las últimas semanas, cobró una gran relevancia el sorteo de la dieta del diputado liberal Javier Milei. Respecto de la región del Valle Medio rionegrino, casi no hay antecedentes de renunciamientos por parte de legisladores, intendentes, ediles y funcionarios de primera y segunda línea a sus abultados salarios mensuales. Sin embargo, la localidad de Luis Beltrán tuvo su hombre diferente y fue el bioquímico Gonzalo Vuillermin, quien decidió donar su dieta de concejal al hogar de ancianos del pueblo. Después, no hay muchos más gestos para destacar y si varios funcionarios y legisladores que exhiben un pituco patrimonio tras su paso por cargos electivos y cargos a dedo.

Uncategorized

Omar Calvo, el beltranense que sacudió al Valle Medio con Hermética y Megadeth, por la AM

No vamos a pecar de modestos: formamos parte de un momento innovador en la vieja radio AM 1470 y uno de los valientes que se le animó a una propuesta desafiante por el éter fue el beltranense Omar Calvo. Con sus propios CD bajo el brazo, un poco temeroso al principio, me consultó sobre la posibilidad de difundir música metalera y, en aquel entonces, 2005/2006, Arroyo fue contundente: «Dale gas». Y así, los lunes por la noche -si la memoria no me falla-, los entusiastas de la música heavy tenían su espacio exclusivo con clásicos y novedades.

Lamentablemente, no quedaron registros fotográficos porque en aquella época nuestros recursos técnicos eran limitados. Sin embargo, vale resaltar el entusiasmo de Calvo y sus ocasionales colaboradores que, un día por semana y con el único objetivo de rendirle culto a un aguerrido género musical, estaban firmes con un programa radial casi sin antecedentes en la región del Valle Medio rionegrino. En definitiva, uno de los tantos desafíos que el inquieto Calvo se propuso y que, atravesó sin mayores dificultades!

Uncategorized

Beltrán: pasiones desenfrenadas que terminaron de la peor manera

Los celos e infidelidades no son ajenas a ningún pueblo pero en determinados lugares pareciera acrecentarse «el peligro». Hace un tiempo, una cuarentona me confesó: «Yo a Beltrán volvería pero sin mi marido». Esta mujer, nacida en la localidad vallemediense y hoy viviendo en otra provincia, manifestaba así -un poco exagerada- la preocupación por las pasiones desenfrenadas de algunas y algunos, que no reparan en las alianzas de plata y oro.

En la historia reciente de Luis Beltrán, esto es la segunda mitad del Siglo XX, tengo registrados tres hechos que terminaron de la peor manera, es decir, asesinatos con armas de fuego y afilados cuchillos -según mis fuentes siempre muy bien informadas-. Y el denominador común fueron los celos, en algunos casos enfermizos, y el dolor hondo de saberse traicionado -con el agravante de que en pueblo chico, las habladurías, corren tan rápido como las actuales noticias virales-. Por fortuna, la gran mayoría no recurre a la extrema violencia y resuelven sus asuntos de manera más o menos diplomática.

Posdata: hay historias que todos los beltranenses conocemos y merecerían estar en un libro -con el cuidado de usar nombres ficticios-.

Uncategorized

Los intendentes vallemedienses que piensan, sin decirlo, en su reelección

No falta mucho: en el segundo semestre de este 2022, empezará la danza de nombres y las «mediciones». En ese marco, muchos jefes comunales del Valle Medio rionegrino analizarán qué camino adoptar. Algunas gestiones están agotadas y se advierte la necesidad de una renovación; otras, anotan sus primeros porotos. Entre estas últimas, se encuentra la liderada por el choelense Diego Ramello, hombre de Juntos Somos Río Negro. Esta semana, en una charla mano a mano con el Potro Galván, en FM Prisma, el jefe local se mostró ilusionado por las obras proyectadas para su ciudad aunque, de forma prudente, indicó que quiere verlas en marcha.

El intendente de Choele Choel también valoró la gestión de otra dirigente interesada en un segundo mandato como la gobernadora Arabela Carreras. Y reconoció que deberá incrementar sus viajes a Buenos Aires, donde se define todo. El presente año será fundamental para Ramello y sus aspiraciones íntimas a repetir en la intendencia o, en silencio, buscar alguna banca en la Legislatura provincial u otro cargo en la esfera del Ejecutivo. Está claro que por ahora todo es especulación pura y los dirigentes políticos deben ajustarse a una realidad argentina caótica, muy caótica.

Uncategorized

Una «terminal» beltranense que es una boca de lobo

Lo de «terminal» de micros es una generosidad de este espacio comunicativo: en realidad, hablamos de la vereda, de un lugar con casi nula iluminación. En ese sitio, se detiene el único servicio de pasajeros que se digna a entrar a la localidad vallemediense de Luis Beltrán y que permite al pueblo de a pie, llegar a ciudades del Alto Valle o, Viedma y Las Grutas. Y seguramente como es un servicio de la gente laburante, poco interesa a funcionarios, legisladores y concejales que, en su mayoría, se movilizan en potentes 4×4 o pitucos cero kilómetro.

Quedaron atrás los tiempos en donde uno podía hacer la espera, tranquila, en las instalaciones de la parada de Domingo Costanzo, en pleno centro, o más cerca en el tiempo, en la novedosa parada ubicada en el ingreso, responsabilidad de la familia Colón.

Veremos qué funcionario toma la posta, se ocupa de los temas que le interesan al pueblo trabajador y resuelve el tema transporte de larga distancia.

Posdata: no hace mucho, varios beltranenses fueron abandonados en la rotonda por la rotura de un micro de El Valle y tuvieron que recurrir a taxis y amigos para llegar hasta el pueblo.

Posdata «2»: convengamos que esta situación tampoco es una positiva propaganda para posibles visitantes que quieran llegar a través del transporte terrestre y conocer el Beltrán más lindo.

Posdata «3»: tenemos la promesa de M. Doñate y R. del Río de una terminal pero mientras tanto, ¿qué se ofrece al vecino? (que, vaya paradoja, subsidia a las empresas de transporte con sus impuestos)